Avances del libro "Democracia con Dignidad"

No hay democracia en un país donde se permite el progreso económico de quienes hacen su fortuna con el lavado de dólares del narcotráfico mientras que los emprendedores tienen que luchar día a día contra la importación legal de baratijas orientales, pactada entre los narcotraficantes nacionales y las mafias extranjeras como procedimiento legal para percibir en moneda nacional el equivalente a los dólares de la venta de droga en el exterior.

Tabla de Contenido

INTRODUCCIÓN
Síntomas 
Un nuevo sistema

 

CAPÍTULO 1: SALARIOS Y LIBERTAD DE EMPRESA

 

1. SALARIOS JUSTOS
1.1. Salario Mínimo
1.2. Pagos Adicionales A Los Empleados
1.3. Participación Accionarial
1.4. Contribuciones Solidarias
1.5. Prestaciones Sociales
1.6. Salario Máximo
1.7. Transformación De Los Sindicatos
2. LIBERTAD DE EMPRESA
3. PROTECCIÓN Y EQUIDAD
4. CRÉDITOS BANCARIOS

 

CAPÍTULO 2: IMPUESTOS

 

1. REDUCCIÓN Y ELIMINACIÓN DE IMPUESTOS
2. IMPUESTOS A AUTÓNOMOS
3. CONTROL FISCAL

 

CAPÍTULO 3: SOLIDARIDAD

 

1. FONDO NACIONAL DE SALUD
2. FONDO PARA LA EDUCACIÓN
3. FONDO PARA EL DESEMPLEO
4. FONDO DE APOYO A LA FAMILIA
5. FONDO SOCIAL
5.1. Comedores sociales
5.2. Albergues para adictos e indigentes
5.3. Centros de protección infantil
5.4. Albergues para víctimas de violencia doméstica
5.5. Centros de acogida para inmigrantes y desplazados
6. FONDO DE PENSIONES

 

CAPÍTULO 4: VIDA DIGNA

 

1. PROTECCIÓN DE LA VIDA HUMANA
1.1. Premisas
1.2. Propuestas
2. ADOPCIÓN Y PROTECCIÓN DE MENORES
3. APOYO A LA FAMILIA 

4. EDUCACIÓN
5. VIVIENDA DIGNA

 

CAPÍTULO 5: ESPACIO PÚBLICO Y MEDIO AMBIENTE

 

1. EL MEDIO AMBIENTE EN LOS MUNICIPIOS
1.1. Reurbanización Y Zonas Verdes
1.2. Recuperación del espacio público
1.3. Cambios en el tránsito urbano
1.4. Seguridad en las carreteras
2. PROPUESTA PARA EL TRÁNSITO EN BOGOTÁ
3. PROPUESTA PARA EL TRANSPORTE EN MEDELLÍN

 

CAPÍTULO 6: EL GOBIERNO DE LOS CIUDADANOS

 

1. EMPADRONAMIENTO DE LOS CIUDADANOS
2. ELECCIÓN DE CARGOS DE GOBIERNO
2.1. Alcalde Menor
2.2. Alcalde Mayor
2.3. Gobernador
2.4. Asamblea Departamental
2.5. Delegado Departamental de Gobierno
2.6. Ministros de Gobierno
2.7. Presidente de la República

 

CAPÍTULO 7: REPRESENTACIÓN EN EL PODER LEGISLATIVO

 

1. LAS BASES DE UN NUEVO CONGRESO
2. COMPOSICIÓN DE LA CÁMARA LEGISLATIVA

 

CAPÍTULO 8: JUSTICIA Y SEGURIDAD CIUDADANA

 

1. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA Y CORTE CONSTITUCIONAL
1.1. Conflicto existente
1.2. Propuestas
2. DEFENSORÍA DEL PUEBLO
3. JUECES
4. FISCALÍA
5. CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO
5.1. Policía
5.2. Fuerzas militares
6. INSTITUCIONES PENITENCIARIAS
6.1. Condiciones carcelarias
6.2. Seguridad de las prisiones 

SALARIOS JUSTOS Y LIBERTAD DE EMPRESA:

En la actualidad el exceso de cargas fiscales a las empresas dificulta su gestión y su rentabilidad, genera cierres y desempleo y permite a los empresarios el pago de sueldos miserables, con la excusa de que sólo así puede haber un negocio rentable. (Continúa….)

 

Es necesario el establecimiento de un salario mínimo acorde a las necesidades reales del trabajador, la creación de un salario máximo que garantice la reducción de la brecha social, la implantación de la participación real de los trabajadores en las utilidades de su empresa y la eliminación de todas las prestaciones sociales añadidas al salario incluida la indemnización por despido injustificado. (Continúa….)

 

IMPUESTOS:

En una Democracia que respete la dignidad humana no se cobran impuestos hasta cubrir con ellos las deudas, la corrupción y los compromisos adquiridos por el Estado, sino que se establecen los compromisos y se asumen las deudas y los mecanismos de control de acuerdo con el aporte previsto de los ciudadanos. Por eso en una Democracia con Dignidad, los impuestos no pueden ser otros que el IVA del 10% sobre cualquier transacción comercial y el 20% de las utilidades netas de todas las empresas. Adicional a estos cobros están los aportes a los Fondos de solidaridad ya indicados. Ni un impuesto más. Cada país debe vivir con los aportes que puedan hacer sus ciudadanos sin sacrificar la calidad de sus vidas y mucho menos su dignidad. (Continúa….)

SOLIDARIDAD:

Al sostenimiento de los fondos sociales o solidarios  contribuye cada ciudadano en proporción a su nivel de ingresos, y de él se beneficiarán todos por igual. (Continúa….)

 

El porcentaje de aportes de los ciudadanos depende de su nivel de ingresos, partiendo de un 4% para quienes devenguen el salario mínimo. El aporte se incrementa un punto porcentual por cada salario mínimo que se perciba mensualmente. De esta manera, quien perciba ingresos mensuales equivalentes a 3 salarios mínimos deberá aportar un 6% de su salario. Y quien perciba el salario máximo, es decir 5 salarios mínimos, deberá aportar un 8%. (Continúa….)

VIDA DIGNA:

Las viviendas autoconstruidas en los barrios populares y en los terrenos de invasión deberán ser derribadas y reemplazadas por aquellas que cumplan con las normativas de vivienda digna estableciendo una zona suficientemente amplia que permita levantar un conjunto habitacional con jardines, parqueaderos y locales comerciales. En dichos edificios se destinarán las viviendas necesarias a los habitantes a los que les haya sido expropiada y derribada su casa. Todas las demás viviendas que se construyan en esa unidad habitacional se podrán vender para sufragar los gastos de ejecución del proyecto y generar las utilidades previstas a la empresa constructora. Se trata de reemplazar un crecimiento urbanístico horizontal deficiente por un crecimiento vertical con calidad humana y ambiental. (Continúa….)

ESPACIO PÚBLICO Y MEDIO AMBIENTE:

No se trata de reducir los carriles vehiculares como propuso en su momento un distinguido concejal de Medellín argumentando que entre menos carriles hubiera más fluido sería el tráfico, como si se tratara de hacer presión sobre un tubo de crema dental, ni de crear grandes jardineras y rutas para bicicletas por los lugares donde deben caminar los peatones cómodamente y sin temor de ser atropellados, ni apagar las luces de la ciudad para que los pájaros puedan dormir como recomendó hace unos años una concejal ambientalista de unión Mallorquina en las Islas Baleares españolas.

 

Son muchas las soluciones que se pueden aplicar al problema de saturación y mal uso del espacio público, pero propongo las siguientes para las que sí es indispensable voluntad política ajena a cualquier interés oculto: (Continúa….)

EL GOBIERNO DE LOS CIUDADANOS:

El órgano ejecutivo, como parte del Estado en una democracia, debe gobernar al pueblo respetando las leyes emanadas del Congreso de los ciudadanos y no puede convertirse en una macroempresa para la que trabajen los ciudadanos, como pretende la dictadura comunista, ni en una empresa pública que compite con la privada como ocurre con el socialismo.

 

Los gobernantes no pueden garantizar su permanencia mediante la infinita creación de entes públicos y su consecuente contratación de funcionarios para garantizar con ellos su permanencia en el poder. Eso es la corrupción de la compra de votos solapada, y la competencia desleal con la empresa privada a la que deben proteger. El ciudadano es el centro del sistema democrático, y por ello el encargado de designar a las personas idóneas para el desempeño de los cargos de gobierno. (Continúa….)

REPRESENTACIÓN EN EL PODER LEGISLATIVO:

El Congreso como institución del Estado debe ser un órgano de representación real de los ciudadanos y de sus intereses y necesidades, y por ello no puede estar en manos de unas pocas empresas llamadas “Partidos Políticos”, que ofrecen a los ciudadanos un candidato como producto publicitario para proclamarlo representante del pueblo y con base en ello legislar durante cuatro años a su antojo sin garantizar la participación ciudadana ni el control a su gestión.

 

Hay muchas maneras de demostrar que el sistema político actual en muchos países que presumen de Democracia es sólo un disfraz , y que detrás de él se esconde una gran estafa a los ciudadanos. (Continúa….)

 

A continuación planteo un nuevo modelo de elección y composición del Congreso de Diputados o Cámara de Representantes. (Continúa….)

 

JUSTICIA Y SEGURIDAD CIUDADANA:

Privar de la libertad a quienes han hecho y pueden hacer daño a los demás no solamente es un castigo, sino una protección a la sociedad. Por eso es una medida justa. Por eso la toma un tribunal de justicia. Pero no es justo y yo diría que hasta llega a ser también un crimen del Estado o de la sociedad que lo permite, aceptar que quienes cumplan esa pena deban vivir en un infierno de violación sistemática a su dignidad personal.

 

Suena muy bien en este mundo de sentimentalismos y frases bonitas decir que las cárceles son centros de reinserción y recuperación de los ciudadanos, pero todos sabemos que realmente son centros de sufrimiento y de supervivencia al vandalismo, a la corrupción, a la extorsión, a las violaciones y a todo tipo de agresiones inhumanas toleradas por las autoridades.

 

Cualquier sistema político debe garantizar el respeto a la dignidad humana de sus ciudadanos, incluidos aquellos que han sido destinados a los centros de reclusión y más cuando está claro que no pueden escapar de ellos. (Continúa….)